Balance del primer mes de gobierno: más cerca de Dragon Ball Z que de la Realpolitk

Esta semana la administración que encabeza el presidente Gabriel Boric cumplió su primer mes a cargo del Estado. Un mes que partió complejo y que culminó de la misma manera. Toda la adrenalina y el aprendizaje que supuso la derrota en primera vuelta ante José A. Kast, y que permitió ganar con votos “prestados” (el “antikastismo”) se olvidó pronto, y no se consideró al momento de constituir el elenco gubernamental a todo nivel, donde resaltan los errores, polémicas y hasta chascarros.

Edison Ortiz

Un mes que se abrió y se cerró con la ministra Siches como protagonista: ayer por su intempestiva y controvertida visita a La Araucanía; hoy por sus dichos en la comisión de seguridad de la Cámara, situación por la cual enfrenta una investigación en Fiscalía. Pero no es solo la ministra del Interior, también se critica al ministro de la Segpres por su manejo con el parlamento. El último que apuntó sus dardos durante el fin de semana fue Fidel Espinoza, senador socialista y una de las figuras que suena como aspirante a presidir la colectividad, mientras que a la vocera, Camila Vallejos, se le acusa  de pecar de soberbia. Los analistas de la plaza y los medios indican que hay una lucha de egos entre las ministras. El lunes, Vallejos llamó a ordenar al ministerio del Interior, lo que ha generado roce de poderes entre las feministas.

Se suma a ello, la inacción o inmovilismo de Mario Marcel en Hacienda. Si bien aparece en las encuestas bien evaluado, está lejos de generar una propuesta económica contundente que calme los ánimos de una ciudadanía que comienza a impacientarse. No ha desarrollado ninguna iniciativa en un área donde es clave el desempeño para la buena gestión y evaluación del gobierno que se contrapone con el de Rossana Costa, su reemplazo en el Banco Central, quien anunció la subida de tasas contra todo sentido común, dada la evidencia de las crisis auto inventadas como la de 1999, 2009 y 2015 por los propios ministros de Hacienda y el Banco Central, que tendrá sus más fuertes efectos en septiembre, el mes del plebiscito. En esa misma misiva se inscribe la provocativa carta que el ente fiscal envió a la Convención, solicitando que la institución continúe quedando al margen del control democrático y de la responsabilidad política en aras de una hipotética autonomía que no existe.

Respecto de los ministros sectoriales, se ha visto con mucha agenda al de Transporte y Telecomunicaciones Juan Carlos Muñoz, aunque no hay respuestas para las siguientes preguntas: ¿cuáles son las medidas para mitigar las pesadillas de los tacos: pérdida de tiempo de usuarios, cómo desincentivar el uso de autos particulares sin el transporte público de mala calidad, cómo bajar niveles de contaminación? En tanto el ministro de Educación, otro bien evaluado en las encuestas, parece más interesado en comentar la gestión sectorial en pandemia del gobierno anterior que enfrentar los enormes problemas que ha dejado en evidencia el retorno presencial, y que son consecuencia de la post pandemia: alto nivel de depresión en los estudiantes – aquí mismo en la VI región, en el liceo de Santa Cruz, un alumno se quitó la vida en pleno recreo disparándose en la cabeza, mientras las peleas a las salida de los liceos son número fijo cada día; aumento de la violencia y del bullying; crecimiento exponencial del uso de drogas y medicamentos entre estudiantes de enseñanza media; incremento de los niveles de estrés en las comunidades educativas, etc. Por otra parte, tenemos una ministra de salud, Begoña Yarza, que acaba de ser criticada por el colegio médico con las medidas anunciadas la semana pasada; en tanto, Esteban Valenzuela, de Agricultura, que partió con muchas dificultades, ha aparecido nuevamente en el entorno de Gabriel Boric. De hecho, fue uno de los 14 ministros que lo acompañó el jueves pasado en el lanzamiento de las 21 medidas del programa de recuperación económica y fue noticia, este fin de semana, al reestablecer un mínimo nivel de diálogo en La Araucanía, que permitió al ejecutivo salir del impase que generó la fallida visita de Iskia Siches, lo cual lo pone en una pool position en un eventual cambio de gabinete, donde pudiese pasar a desempeñar un rol más político.

Un gobierno, donde en líneas gruesas ha faltado el talante y la experiencia política y ha sobrado la soberbia; una administración de mucho activismo, pero de poca estrategia de largo plazo. Ni hablar de los atrasos en la instalación del gobierno que aún no termina y donde son moneda frecuente, en especial en los nombramientos en regiones, los chascarros, errores y por qué no decirlo, también la incompetencia y el clientelismo endémico de los nuevos y viejos liderazgos.

La generación Dragón Ball Z en el gobierno: exceso de activismo y falta de estrategia

La generación que llegó al poder con Gabriel Boric es la de las escenas fuertes y rápidas de muchas vidas prestadas, de la inmediatez, del instante frágil, del activismo, del Tiktok, del Instagram, para los cuales Facebook ya es un resabio del pasado.

Esa marca generacional se nota en cómo se ha puesto en escena el gobierno: mucho activismo, pero poca resonancia. Un día es la visita intempestiva a La Araucanía, otro día es la gira a Argentina, provechosa, por cierto; luego es el paquete con las medidas económicas donde no hay ninguna inyección de dinero significativo de parte de la billetera fiscal. Otro día se anuncian medidas sanitarias, que inmediatamente generan polémica con el colegio médico; al día siguiente, se retoma el diálogo en la Araucanía, lo que tiene un efecto más comunicacional que real; después, es la intervención de la ministra Siches en la comisión de Seguridad, que antes es el proyecto de amnistía que enfrenta a Jackson con los parlamentarios oficialistas que, por el lado, y ante la falta de iniciativas concretas para paliar la crisis, los parlamentarios descontentos inician la tramitación de un quinto retiro que, a estas alturas, tiene dividida en dos a la bancada comunista, caracterizada por su cohesión y disciplina y que, se apruebe o no, tendrá un impacto muy negativo en la gestión gubernamental.

Solo hay imágenes, muchos personajes inconexos entre sí, Tiktok, escenas fuertes y rápidas, pero en la vida real Boric no es Gokū, y nadie tiene siete vidas, ni menos prestadas como en la famosa serie animé. Si no me creen, pregúntenle a la ministra del Interior.  Se evidencia en la administración Boric, una falta de estrategia gubernamental de largo plazo y pareciera que ya no la habrá. Algunos creen que tampoco es necesario, porque este gobierno habría asumido bajo la égida de aprobar la nueva Constitución. Todo ello refuerza la idea que todo lo que se hace pareciera llevar el signo de la inmediatez. El que cada anuncio genere controversia, en las huestes oficialistas, es sinónimo de lo anterior. La evidencia más notoria de aquello es cómo el quinto retiro se ha ido tomando la agenda, y las medidas parche anunciadas no parecen apuntar a enfrentar el problema de fondo – una economía en abierta desaceleración –, que requeriría políticas más de corte keynesiano. Pero la ortodoxia neoliberal aún tiene licencia para seguir equivocándose, mientras los bancos, que acumulan ganancias millonarias, gracias a la crisis, se frotan las manos.

Epílogo: ¿avanzamos hacia un septiembre negro?

Gonzalo Martner denunciaba el pasado domingo en La Red que las autoridades del Banco Central estaban trabajando, con las medidas tomadas, derechamente para socavar a la Convención y generar un escenario de crisis económica profunda para el mes de septiembre, cuando se vote el apruebo o el rechazo a la nueva Constitución. Sostenía en la conversación con los panelistas de Pauta Central de la Red, que los efectos profundos de la subida de tasas se evidenciarán con mayor impacto al octavo mes que coincide con septiembre. La crítica proveniente de la derecha económica, que ha cobrado expresión política en Amarillos; la grosera intervención de los personeros del Banco Central en la arena política; el inmovilismo de Mario Marcel, a cargo de la billetera fiscal y el activismo sin estrategia, donde se mezclan inexperiencia, ausencia de talento y a veces soberbia, pueden concluir en que todo el capital acumulado a lo largo de años de lucha para transformar un país muy desigual, y que se expresó en octubre de 2018, así como en mayo de 2021, se diluya y se termine consolidando el orden oligárquico  y, en una de esas, un presidente ídem. Después de todo, tenemos una larga experiencia autoritaria y oligárquica de la que es difícil sacudirse.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

6 comentarios en “Balance del primer mes de gobierno: más cerca de Dragon Ball Z que de la Realpolitk”

  1. Edison Orti, el resultado de la opinión que nunca nadie pidió. El amarillo eterno. El candidato frustrado, el político frustrado, el académico frustrado.
    Solo sabe disparar frustración. Solo debe vivir para criticar y ser para denostar.
    Un poco de autocrítica señor. Parta por ahí. Usted no es dueño de la verdad, está bien lejos de eso.

      1. Acertada la columna, creo que es necesario menos play station y más pies en las plazas públicas, Arbolitos unidos tendran que hacer la pega.

  2. Gran análisis Edison, gracias por tu esfuerzo y comentarios .
    El que sabe, sabe y el que no se esfuerza por entender lo complejo de la realidad chilena.
    Saludos desde Valparaíso

  3. Excelente e interesante resumen Edison Ortíz. Cómo dice el primer comentario y se de amarillos volteretas se habla, los muchos medios ahora “oficialistas” callan o no quieren ver más allá de sus ojos.

  4. Más allá de la realidad, lo cierto es que como siempre, los más abandonados por el sistema, seguirán así. Creo sí, que más allá de criticar o no al autor de la nota, nos falta mejor evaluación política, me incluyo.
    Medios como estos nos sirven al menos para opinar, lo que cada uno quiera decir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Noticias

Los desafíos de los movimientos ambientalistas en las regiones de Chile
18 mayo 2022
El Estado Profundo (parte 2)
18 mayo 2022
Las dificultades en la fundación e incepción de San Fernando
17 mayo 2022
Manuel Rodriguez: otro héroe trágico en un país violento
14 mayo 2022
Elecciones en el PS: ¿algo nuevo bajo el sol?
14 mayo 2022
Comunicado
14 mayo 2022