Camilo Escalona: el ariete del retorno del partido del orden

En su comentario sobre las recientes elecciones del PS, Edison Ortiz nos recuerda el largo prontuario político de Camilo Escalona, quien vuelve al poder de la mano de la secretaría general del socialismo. En un escenario complejo para la opción Apruebo, que el control del PS pase a manos de Escalona, el mismo que dijo que todos aquellos que querían un proceso constituyente “fumaban opio”, puede agravar más la situación de esta opción de cara al 4 de septiembre, dado, además, el alto rechazo que su figura concita en los votantes más nuevos.

Edison Ortiz

El PS se demoró un mes desde que realizó su elección interna y el momento en que oficializó su nueva directiva. Los resultados internos eran de esperarse, con un amplio triunfo del oficialismo (Unidad Socialista), salvo la sorpresa relativa de la primera mayoría de Paulina Vodanovic. En realidad, en un voto paritario y en medio de diversos varones disputándose la carrera presidencial. Era perfectamente posible que la única mujer “emplantillada” en esa lista sacase una leve ventaja sobre los hombres fuertes del PS, que se disputaban la presidencia.

Le siguió, algo más atrás, Camilo Escalona, quien se hizo con la secretaría general del socialismo local. Un viejo militante me lo había dicho un poco antes de la elección, sin que yo tomara  nota de aquello, señalando que: “están haciendo todo lo posible para que Escalona vuelva a hacerse con el PS”. En la mesa estarán, entre otros, Daniella Cicardini (vicepresidencia de la mujer), más algunos vicepresidentes como Alfonso de Urresti, Arturo Barrios, el diputado Leonardo Soto, Fanny Pollarollo y, una piedra en el zapato para el edificio de calle París, Eduardo Bermúdez, ex jefe de gabinete de Miguel Ángel Aguilera.

En un escenario complejo para la opción Apruebo, que el control del PS pase a manos de Escalona, el mismo que dijo que todos aquellos que querían un proceso constituyente “fumaban opio”, puede agravar más la situación de esta opción de cara al 4 de septiembre, dado, además, el alto rechazo que su figura concita en los votantes más nuevos.

Así, Camilo Escalona se transforma en el nuevo guaripola del oficialismo. Al respecto, el exsenador socialista señaló, luego de la elección interna, que: “tuvimos más respaldo las personas que, con mayor claridad manifestamos que el partido, al aceptar la invitación del Presidente Boric al gobierno, debe ser coherente con esa decisión y, por lo tanto, no corresponde una posición doble o ambigua, sino abogar por el éxito del gobierno y, al mismo tiempo, trabajar por la nueva Constitución”. Que ya haya pactado con Boric –  el presidente en ejercicio felicitó a Camilo Escalona en su cuenta de twitter – no significa que su protagonismo, como el nuevo hombre fuerte del PS, le haga bien a la opción Apruebo, dada la historia del exsenador y el rechazo general que produce. Tal como lo caracterizó un viejo militante socialista: ”un personaje negativo, representante de un pragmatismo que pone por encima, de cualquier principio, el del poder puro y duro”. Además, es regalón de El Mercurio y de Saieh en La Tercera. Un personaje, cuya “presencia en el gobierno traerá consecuencias amargas al presidente en su base de sustentación, cuyos sectores más radicalizados lo acusan de exagerada obsecuencia con la exconcertación”. No pocos creen que, para el actual presidente, Escalona: “no dejará de ser un licor duro de beber”, puesto que este, fiel a su estilo, intentará aparecer en todas las imágenes posibles junto a Boric. Escalona ya deslizó una crítica a la supuesta “deslealtad” del FA, para con el presidente en ejercicio, evidenciando su obsecuencia brutal con el poder que lo ha caracterizado a lo largo de su extensa trayectoria política.

“Escalona aprovechó el hambre y la necesidad”

Fuentes internas del PS manifiestan que Paulina Vodanovic, originalmente, tuvo mucho entusiasmo por hacer dupla con el senador Alfonso de Urresti, como presidente, y ella, como secretaria general. Pero la prolongación de la decisión fue mellando ese frenesí inicial y se fue poniendo escéptica, lo que fue aprovechado por un viejo zorro en las lides internas del PS. Escalona, acostumbrado a esperar el momento justo para atrapar a la presa rival, sacando partido de la debilidad del adversario, entre conversaciones de pasillo, promesas y acuerdos que luego no se cumplen. Fue, entonces, cuando Escalona “aprovechó el hambre y la necesidad” de Vodanovic por instalarse en la testera del poder, y ofreció el acuerdo que lo deja nuevamente como la figura interna clave del PS, desplazando a Vodanovic a un rol más decorativo.

Escalona jugó en contra del acuerdo ideal. Además, del tercerismo, fracción pequeña del PS, que desde hace décadas viene inclinando la balanza en uno u otro sentido. En esta ocasión, se comenta, entre pasillos, que el papel del exsenador por O’Higgins, Juan Pablo Letelier, habría sido fundamental y “nefasto” para bloquear el acuerdo Vodanovic-de Urresti y viabilizar el pacto final Vodanovic-Escalona, aunque tampoco logró ingresar a la comisión política de la colectividad.

Epílogo: ¿Escalona como el emblema del retorno de la vieja guardia concertacionista?

No son pocos quienes, al momento de enterarse del acuerdo final alcanzado en el PS, llegaron a pensar que el partido de Allende, nuevamente: “se habría pegado un tiro en los pies”, al retornar, a las grandes ligas de la política partidaria, a un personaje que representó muy bien el ocaso y derrumbe de la exconcertación.

Pero no solo es eso, el arribo del exparlamentario también puede significar el retorno de la vieja guardia concertacionista. Lagos lleva tiempo ya dictando cátedra, los Walker están reapareciendo y Bachelet acaba de manifestar que regresa a Chile, y no son pocos los personajes que empiezan a revivir, derrotada en su línea de flotación, en 2014, y liquidada en 2017. No obstante, como en la película “el regreso de los muertos vivientes”, por obra y gracia de Boric y su generación, el viejo partido del orden comienza a reaparecer.

En un escenario donde “el relevo” tiene al país “patas para arriba”, en que existe una sensación de desorden generalizado y de no estar yendo a ninguna parte, no son pocos los que empiezan a mirar con cierta añoranza el pasado concertacionista y sus logros. Ya se escuchan, tras bambalinas, frases como “la verdad es que tampoco fue tan malo” o “hoy se ve más nítidamente lo importante que fue ese periodo” y otras cantinelas alambicadas. El viejo Lampedusa lo dijo hace mucho tiempo: “hay que cambiarlo todo para que nada cambie”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

5 comentarios en “Camilo Escalona: el ariete del retorno del partido del orden”

  1. No hecho de menos el pasado concertacionista porque mantuvo la desigualdad y profundizó,a través del consenso, el abuso de los poderosos. No tengo tan mala memoria. No creo que sea posible resolver en meses lo generado en decenios, como el abandono del Estado a aquél famoso dígito que quedó en la pobreza. Lo que ocurre hoy es resultado del modelo de la dictadura que mantuvo en lo esencial la Concertación: el Estado subsidiario.. No me importa que los nuevos gobernantes sean torpes en tratar los protocolos heredados de una República colonial, con tal que presenten una reforma tributaria que pase los candados del Parlamento y una reforma al sistema de pensiones. No conozco,tal vez por ignorancia, ningún proceso de cambios que sea recto como la «Avenida Nevsky». Nos quedan años desorden para reajustar una sociedad brutalmente desigual que lleva siglos

  2. No hecho de menos el pasado concertacionista porque mantuvo la desigualdad y profundizó,a través del consenso, el abuso de los poderosos. No tengo tan mala memoria. No creo que sea posible resolver en meses lo generado en decenios, como el abandono del Estado a aquél famoso dígito que quedó en la pobreza. Lo que ocurre hoy es resultado del modelo de la dictadura que mantuvo en lo esencial la Concertación: el Estado subsidiario.. No me importa que los nuevos gobernantes sean torpes en tratar los protocolos heredados de una República colonial, con tal que presenten una reforma tributaria que pase los candados del Parlamento y una reforma al sistema de pensiones. No conozco,tal vez por ignorancia, ningún proceso de cambios que sea recto como la «Avenida Nevsky». Nos quedan años desorden para reajustar una sociedad brutalmente desigual que lleva siglos

  3. Howdy I am so grateful I found your website, I really found you
    by accident, while I was looking on Digg for something else, Anyhow I am here now and would just like to
    say cheers for a tremendous post and a all round exciting
    blog (I also love the theme/design), I don’t have time to browse it all at the minute but I have book-marked it and also included
    your RSS feeds, so when I have time I will be back to read much more,
    Please do keep up the fantastic job.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Noticias

Hora de definiciones
24 septiembre 2023
Cuando la solución es hacerlo todo de nuevo
24 septiembre 2023
Tiempo de polen: crónicas de un alérgico a la primavera
24 septiembre 2023
Libro gratis para aprender sobre flora nativa de nuestro país
24 septiembre 2023
El Conde o la parodia como procesamiento del trauma
24 septiembre 2023
Cuatro décadas después, Roque Narvaja retorna de la mano de músico chileno
24 septiembre 2023