Cuando las identidades no dejan ver el bosque

En cada una de las situaciones complejas que ha enfrentado este gobierno se evidencian, además del “otra cosa es con guitarra”, las dificultades que enfrenta la generación milénica al momento de gobernar para Chile, junto a algunos de los sobrevivientes de las viejas coaliciones que, más que aportar experiencia y calle, parecen mimetizarse con la lógica de la reafirmación de identidades.

Edison Ortiz

Finalmente, el propio presidente en ejercicio hizo un virtual reconocimiento a un probable triunfo del Rechazo en el plebiscito de salida, a desarrollarse el próximo 4 de septiembre. Al día siguiente, ocurre una nueva chambonada de la ministra del interior; a continuación, el escándalo del caso Huracán en que el gobierno, a través del ministerio del Interior no se presentó, quedando el ejecutivo fuera de la investigación. Este hecho fue reconocido por el propio Boric como: “error inaceptable” y se tendrían que asumir “las responsabilidades, sin lugar a dudas” pero que, enseguida, respalda una y otra vez a la ministra Siches como si fuese ella, y no el evidente rechazo a Kast, el responsable de su triunfo en segunda vuelta.

Luego, como ocurrió recientemente, acontece otra intervención de la secretaria de Salud con la prohibición de la toma de body scanner en las cárceles y recintos del Sename, medida de la que se retractó, y que generó una polémica que terminó cuando la propia ministra de Justicia, Marcela Ríos, manifestara que: «me parece muy importante aclarar que, para nuestro Gobierno y para el Ministerio de Justicia en particular, el uso de estas tecnologías que nos permiten aumentar la seguridad en los recintos penitenciarios es esencial. Este es un trabajo de Estado que se viene impulsando hace muchos años».

Con posterioridad, la solicitud para extender nuevamente el estado de excepción por 15 días en la Araucanía y las provincias de Bío-Bío y Arauco, en la región del Bío-Bío, siguiendo la misma lógica de los gobiernos de la Concertación y de derecha, a los que tanto los actuales miembros del ejecutivo criticaron cuando fueron dirigentes estudiantiles o parlamentarios.

Enseguida, la aprobación de proyecto de infraestructura crítica que no contó con los votos del corazón del actual ejecutivo, como lo son el PC y el Frente Amplio, sucumbiendo el ejecutivo a la presión del partido socialista, y que deja a la administración del presidente Boric en la misma lógica que empleó su antecesor Sebastián Piñera.

Entre medio, y a pesar de las promesas de campaña, se repite lo que tanto se criticó y se prometió que se eliminaría: el nepotismo, amiguismo y los sueldos y honorarios de asesores que violan las propias reglas, que el mismo ejecutivo explicitó un poco antes de acceder al gobierno.  (https://www.latercera.com/investigacion-y-datos/noticia/el-arbol-las-redes-de-parentesco-y-amistad-en-el-oficialismo/SVCHE54HPBHK7N3XXWWUMJVLVU/)

Se repiten las consignas, cuñas y agendas construidas para reafirmar la propia identidad generacional del grupo que nos gobierna. Ayer fue el anuncio del cierre de Ventanas, sin presentar un plan estratégico. Hoy día, cuando nadie en el oficialismo entrega una respuesta contundente o un paquete de medidas que detenga el alza desproporcionada de los alimentos de consumo básico, vinculados a la producción agrícola o la pesca o que se ofrezca un subsidio a los agricultores y pequeños pescadores. Tampoco hay medidas que permitan paliar el alza en los precios del Diesel y la bencina que vaya más allá del MEPCO, que termina beneficiando más a los habitantes de las tres comunas del Rechazo en la Región Metropolitana. Mientras tanto, el ministro Agricultura hace noticia por las restricciones a las parcelaciones rurales que, siendo un tema importante, no es la prioridad en momentos en que millones de chilenos no llegan a fin de mes con lo que ganan, en una economía en abierta desaceleración, con una inflación galopante entre otras cosas, por las mismas medidas que provocó el Banco Central en sus anuncios de marzo. En tanto, en educación y en medio de la crisis alimentaria, se anuncia para 2023 medidas para condonar la deuda educativa que considera CAE, Fondo Solidario y Crédito Corfo y que afecta a la generación del presidente en ejercicio, pero que no responde a las dificultades que cada día están enfrentando millones de chilenos con bajos suelos o sin empleos.

En cada una de las situaciones descritas se evidencian, además del “otra cosa es con guitarra”, las dificultades que enfrenta la generación milénica al momento de gobernar para Chile, junto a algunos de los sobrevivientes de las viejas coaliciones que, más que aportar experiencia y calle, parecen mimetizarse con la lógica de la reafirmación de identidades.

Epílogo: Tienen el poder (y parece) que lo quieren perder

En un escenario en el cual la ministra Vallejo hace noticia cada día por sus TikTok (uno de sus últimos tuvo más de un millón de visitas), y no por los anuncios gubernamentales; donde el presidente Boric se ha abierto a que se puede perder el plebiscito de salida; donde no se toman las medidas que urge ofrecer antes del 4 de septiembre; donde quien gobierna pareciera ser Mario Marcel, que entrega medidas concretas para paliar la crisis pero, según los expertos debieran multiplicarse por tres, para alcanzar y paliar los efectos de la crisis; en que los parlamentarios oficialistas (en especial sus senadores) están más preocupados de defender sus privilegios que de colaborar en la construcción de un Chile más diverso, pareciera que estamos reconstituyendo, paso a paso, el derrotero de una novela en la cual todos sus protagonistas saben lo que va a suceder, pero nadie hace nada por detenerlo. Salvo reafirmar identidades generacionales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

2 comentarios en “Cuando las identidades no dejan ver el bosque”

  1. Laura Gomez Chaparro

    Inconsistente en algunos párrafos. El incremento del valor de los alimentos está íntimamente ligado a la escasez de suelos de cultivo cercanos a las urbes; por ello, resulta tremendamente conveniente que el ministro de agricultura -precisamente ahora, que la parcelación de éstos se ha multiplicado por 1000- . Los predios de aptitud agrícola son limitados en un país cuya superficie es mayoritariamente conformada por montañas, y la distancia de los cultivos afecta directamente los precios, debido al transporte -que además incrementa la contaminación del aire, y fomenta el calentamiento global. MIentras antes se tomen las medidas adecuadas, evitaremos un final no inesperado, sino descalificado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Noticias

No hay seguridad sin soberanía alimentaria
03 diciembre 2022
La poesía es colectiva y leer es vivir dos veces
03 diciembre 2022
La frivolidad de Boric
03 diciembre 2022
A propósito del monumento a Aylwin y “la política de lo posible”
03 diciembre 2022
Lanzamiento del libro "Carga viva"
27 noviembre 2022
Editorial
26 noviembre 2022