Boric: la suma de todos los miedos.

por Edison Ortiz González

“Y no sonaron las bocinas, no se ondearon banderas mapuches ni tricolores. Tampoco la gente salió a la calle a celebrar. Nadie fue a la plaza que divide a la ciudad y por la que tanto se ha dado la pelea. Nadie cantó, ni subió el volumen de las radios. Y el silencio de la noche resonó fuerte, casi estrepitoso… Si un pueblo no celebra, es porque ese pueblo no ganó nada” (Mario Barrios).

El triunfo del candidato del Frente Amplio en el pacto Apruebo Dignidad es inapelable en una candidatura que fue de menos a más.

Me confiesan militantes comunistas que, cuando la candidatura de Boric no prendía, ellos mismos salieron a buscar firmas, para hacer posible la primaria con Daniel Jadue.

La primaria del pacto Apruebo Dignidad del domingo 18 convocó a casi un millón ochocientos mil votos. La de 2017 entre Beatriz Sánchez y Alberto Mayol apenas llegó a 251.000. El salto es sideral, gigantesco. El resultado, desde el punto de vista del triunfador, es espectacular.

¿Pero cómo se llegó a eso, luego de que los propios comunistas salían a pedir firmas para que Boric pudiese competir?

Primero, muestran el cambio de clivaje político del país. Si en el siglo XIX el tema que marcó las preferencias electorales fue la pugna Estado-Iglesia y en el siglo XX resultó ser la dicotomía patrones-obreros y al final del mismo la controversia dictadura-democracia, lo que está primaria ha terminado por instalar es el anclaje de lo nuevo versus lo viejo. Los resultados de Gabriel Boric, así como los de Sebastián Sichel, confirman esta presunción.

Segundo, hay un fuerte sesgo comunicacional de algunos medios, que hicieron de Boric su propio candidato, lo que se evidenció en sus líneas editoriales y columnas. Otros medios abusaron y explotaron al máximo la condición de militante comunista de Daniel Jadue. En el debate de Anatel, por ejemplo, el propio candidato lamentó “que se haga caricatura del programa” ante la arremetida de Mónica Pérez, así como resintió las insistentes preguntas sobre Cuba. Todo ello confabuló para que el candidato del Partido Comunista, con algo de candidez, cayera en la trampa urdida y pisara el palito. Responsabilidad atribuible a Jadue, como también su declaración sobre la pasta base y otros desaguisados como el ir a la sede del PC el domingo de la votación.

Nadie preguntó por el programa de Boric, ni si efectivamente Sebastián Sichel, obtuvo su título de abogado o por cuál motivo persiguió y demandó, como presidente del Banco Estado, a deudores del CAE. Pero, en cambio, a Jadue le hicieron aflorar hasta un anuario estudiantil no escrito por él y lanzaron una andanada malintencionada contra su programa. A Boric nunca le preguntaron mayor cosa, con un guion preparado de antemano. En tanto, los mismos dueños de esos medios –incluido TVN, en manos del duopolio– aportaban en gran magnitud a la candidatura de Sichel. Sanhattan y la corredora de Leonidas Vial –la que administra las platas de Piñera-, marcaban el derrotero de la derecha en esta vuelta. Y así fue. La derecha cometió parricidio –mató a Lavín, su hijo prodigo– y en eso estuvieron Chadwick, la constituyente Cubillos y muchos más. Me cuentan amigos que en la región de 0’Higgins, con la honrosa excepción del diputado Macaya, toda la UDI, incluido el cuestionado ex alcalde Soto, estuvieron por el zigzagueante Sichel.  

Cuatro: hace mucho tiempo que no veía aflorar ese anticomunismo acérrimo, denunciado por el ex diputado comunista Lautaro Carmona en CNN. Hoy, sin explicación razonable, el alcalde de Recoleta fue víctima de ese mismo anticomunismo en esta pasada. Me llamó la atención que el lunes 12 de julio tanto Javier Macaya como el senador de Renovación Nacional, Francisco Chahuán (el mismo que crucificó a Desbordes), llamaran a su electorado a no votar por Boric, evitando el mal menor. Luego de conocer los resultados de las comunas del Rechazo, está claro que una parte de ese electorado se rebeló, desechó a su padre (Lavín) y se refugió en los brazos del diputado por Punta Arenas.

Pero el parricidio de Lavín no solo fue público, sino que también, una cierta cultura política del anticomunismo de larga data en nuestro país, terminó por matar a Jadue. Se expresó en el mundo de la ex Concertación, en especial en el votante promedio del PS-PPD, que vio en el alcalde de Recoleta al nuevo “comeguaguas” y votó contra él. En ese contexto se explica la reunión Boric-Narvaez, ampliamente difundida por redes y medios, que se desarrolló en Concepción en días previos a la elección. A mi modo de ver, son muestras de un anticomunismo que es parte de una cultura política, en particular en el Partido Socialista, donde el militarismo –Marmaduque Grove–, la oligarquía –Eugenio Matte- y la crítica, muy fundada, a la ex URSS, son parte de su identidad colectiva. En ese sentido, no es casual que hace décadas, actores socialistas fueran co-fundadores de la Acción Chilena Anticomunista (ACHA) donde ofreció colaboración Juan Bautista Rosetti y otros miembros del PS. Ni hablar luego del rol de la Usopo y su financiamiento por parte de la CIA en tiempos de Allende.

Este lunes me escribió un amigo de Osorno que sabía de mi adhesión a Daniel Jadue. En su breve texto por WhatsApp me señaló “¿cómo eso de andar cerca del PC?”. Me acordé del relato de Carlos Altamirano que está descrito en su libro “Memorias” (Gabriel Salazar): “Salvador, después de ganar la elección decidió visitar al presidente Frei… se encontró ya no con el amigo que buscaba. Sino con un energúmeno. Allende me dijo que… en lugar del amigo de siempre, se había encontrado con un personaje que no conocía, que lo increpó indignado por lo que había hecho… porque nada bueno resultaba andando por ahí con los comunistas”. La frase de mi querido amigo confirmó mis presunciones.

Cuarto, la explicación está en una parte del  electorado flotante o del 10% que deambula de un extremo a otro, siempre y cuando se les garantice algunos mínimos comunes. Es el mismo electorado, sobre todo juvenil y generacional (muy aspiracional) que en 2009 votó por Marco Enríquez-Ominami en primera vuelta y una parte del mismo, por Piñera en segunda; el mismo que en 2013 consagró a Parisi y que el 2017, votó por Piñera en segunda, dándole un triunfo histórico a la derecha o que hasta hace poco era hincha acérrimo de Jiles, sin siquiera enterase que el retiro del 10% fue obra de los diputados Mulet y Alejandra Sepúlveda.

Es el mismo que el domingo 18, en especial luego de mediodía, concurrió en masa a votar por Gabriel Boric, aunque nadie garantiza que llegara con él hasta el final.

En especial cuando, además, una pequeña parte del electorado de derecha que votó por él, así como del mundo de la ex Concertación volverá a su redil tradicional, otro tanto se dejará seducir por el candidato presidencial de la Lista del Pueblo, en especial si este es Jorge Sharp. Porque cuando el alcalde de Valparaíso se transforme en el nuevo “comeguaguas”, los medios que arman los debates presidenciales y su ejército de periodistas, recordarán quien “de verdad” es.

Boric ganó con creces, cuadriplicó la votación que el Frente Amplio obtuvo en 2017, pero habrá que despejar en primera vuelta cuánto sumó de verdad y cuánto voto le llegó por puro miedo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

13 comentarios en “Boric: la suma de todos los miedos.”

  1. Eduardo Miguez Meza

    En suma, el Frente amplio alcanzó una victoria ,no victoria,pura estadística sin convicción,totalmente espuria,ilegítima,alcanzada con los votos de la derecha.Amarilla que lleva el germen maligno de la traición y se apresta a saltar sobre el cuello del pueblo para desangrarlo una vez más en el altar del neoliberalismo.
    Que pena yo que vote por Boric pensando que al ir con los comunistas en un pacto ya había acreditado su patente de demócrata y que no obstante ser imperfecto,era portador de una visión renovada que podía contribuir a la causa del pueblo.Perdon me equivoque,gracias por abrirme los ojos clemencia de mi soy un ser imperfecto impuro,mi visión no me alcanza etec etc etc etec.

  2. Querido amigo: he trabajado una vida con comunistas. Y también les he dado el voto. Tuve una relación cariñosa con Lucho Cortaban. Mi compañera, Carolina Rossetti, hija de Juan Bautista, organizó en Ginebra una exposición que queda en la sede de NU como exposición permanente, con las traducciones de la obra de Negrita en todas las lenguas existentes. A quien invitó a presentarla? A Volódía Teitelbohm.. Si los comunistas ayudaron a juntar firmas por Boric, por qué lo denuniarian a última hora como responsable de los detenidos de las protestas?. No tiene lógica. Y no creo que la lógica sea anticomunista. Como tampoco lo somos más de un millón de los que votaron por Boric. Habría triunfado igual, por inmensa mayoría, sin los votos de las tres comunas.

  3. Antonio René Iturra

    Que lastima. Con tanta desgracia socioeconómica y ambiental la mayor parte del pueblo chileno continua sin atreverse a votar. Algunos por desconfianza en la política contingente y otros, talvez lá mayoria, por no saber el significado de já Política en la vida cotidiana de una sociedade educada e informada.
    En ese escenario la derecha económica continua metamorfoseandose para adaptarse a las aparentemente nuevas situaciones. De esa forma, como las feses, continua flotando.
    La derecha económica continua dando las cartas atraves de la derecha política, donde, lamentablemente, participan aquellos tontos útiles que tienen terror del comunismo sin tener más riquezas para defender que su propia vida muchas veces miserable.
    Y así vamos, en un negocio en el que los más ricos se llevan la parte del león y dejan la carne de pescuezo para los que esperan dádivas de ellos.
    A pesar de las evidencias la salida de ese círculo vicioso está siendo demorada porque la educación y la salud públicas hace tiempo que no consiguen formar ciudadanos. No lo permiten los «patriotas chilenos».
    Con todo, creo que esta vez se puede superar etapas una vez que los constituyentes son de otra cepa de patriotas chilenos, que pueden y deben formular una Constitucion soberana, detallada, que permita recuperar la dignidad de la mayoría de los chilenos. Creo que Sí, se puede !!!

  4. Creo que sería interesante hacer un estudio serio para conocer cuales son las razones que tiene una persona para ser anticomunista. Pienso que la mayoría están obsoletas, otras son de carácter religioso y otras un sentimiento clasista.

    1. Cesar Hormazabal Fritz

      ¿es que no ser pro-comunista hace de alguien un anti-comunista?
      No son pocos los que recuerdan que el PC voto en 1ra o 2da vuelta por los candidatos de la ex Concertación y después integro los gobiernos de la Nueva-Mayoría en circunstancias de gran agitación social, y que la entonces líder del movimiento estudiantil, Camila Vallejo, pasara del «nunca colaborar» a compartir escenarios con Bachelet en sus candidaturas a presidenta y diputada, quedando la idea de una negociación de cupos a cambio de una menor movilización. También se recuerda la irrupción de los pakos-rojos en las calles precaviendo que las manifestaciones anti-Bachelet no se desbordaran.
      Y en lo puntual de la candidatura de Jadue. Sí, era mucho mejor candidato de Boric, pero:
      – Comenzó tarde. Perdió mucho tiempo coqueteando con sus ex-compañeros de la ex-Concerta, en lugar de dedicarse a convocar al pueblo
      – Su campaña se dirigió hacia el centro político votante, ese que es precisamente anticomunista, en lugar de intentar conquistar al pueblo
      – Se creyó heredero político institucional del Estallido social y de la posterior revuelta ciudadana. No entendio que ese espacio electoral debia ser conquistado
      – Su programa es insuficiente. No se hace eco de la recuperación de la explotación de los RRNN, especialmente cobre y litio, para el pueblo

  5. Buen análisis, certero como siempre, pero siempre me llama la atención ese anticomunismo, sin mucha información, casi como una moda.Sin duda tenemos una sociedad aspiracional, donde las relaciones son desechables, pero también tenemos anidado, un gen de inquilino, en donde se trabaja a cabeza gacha, todo por no molestar al patrón.En donde salga quien salga «igual tenemos que trabajar».sin duda un trabajo de joyeria, el realizado por la dictadura en cada familia del país,neutralizando el pensamiento critico de la sociedad.

  6. Geraldina Reyes Mella

    Yo voté por Gabriel Boric, quiero una nueva cepa que gobierne éste país, mi país; se que a lo mejor que será difícil para Gabriel gobernar un país que van a dejar en la ruina económica, social y que decir en lo cultural.
    Pero prefiero arriesgarme
    con alguien nuevo, estoy en la cuarta edad y ningún
    gobierno hasta ahora nos ha dado lo que merecemos, una buena pensión ,nos robaron todo nuestro dinero (Aseguradoras, nos engañaron y estamos viejos y enfermos, nos robaron, aún esperando el pago de nuestra Deuda Histórica ,los profesores dimos todo nuestro esfuerzo para que aprendieran valores y se les olvidó que un profesor les enseñó.
    Desde niña viví en una familia de esfuerzo , fui la primera en ingresar a la universidad ,con pago de cuotas mensuales, según renta percápita; me pregunto, porque ahora no puede ser de ésta forma , no , no puede porque los dueños son los mismos de siempre , la derecha que a gobernado por siempre este país y con los grandes empresarios que los avalan
    Quiero dejar en claro que estudié mi educación secundaria en mi querido liceo de niñas número 11 del actual Macul, fiscal y de una excelencia académica y luego ingresé a la universidad católica de Valparaíso durante el gobierno del Presidente Eduardo Frei Montalva.
    Por supuesto eran otros tiempos, por eso ,como yo tuve la oportunidad cuando era joven , creo en una nueva era para mi país apoyando a un joven que quiere intentar cambiar el futuro para mis nietos ya, mis hijos son profesionales
    con sangre ,sudor del esfuerzo de padres profesores de niños y niñas de educación pública, hay tantas cosas que podría decir, pero a los viejos no se les escucha.
    Vamos Gabriel Boric, esta es tu oportunidad , continúa luchando por lo que crees .

  7. Hay varias investigaciones, la última de Alberto Mayol, que demuestran la alta correlación de la votación de Beatriz Sánchez 1.333.000 y Gabriel Boric 1.057.000 en la primaria. Es efectivo que el PC buscó firmas para inscribir a Boric, sigo convencido que fue un truco bien montado por G. Jackson. Ocurrió que las encuestas de la derecha inflaron a Jadue creando una sensación de conformidad excesiva confianza. Cuando el PC tuvo su propia encuesta, —pocos días antes de la famosa declaración de Guillier en LaTercera del dia 11.07.21 que desató las odiosidades de la militancia del PC contra Boric en las RRSS- se dieron cuenta de la necesidad de buscar apoyos en la Lista del Pueblo a través de todo tipo de bravatas contra el competidor. Toda una seguidilla de malos cálculos y lo peor la incapacidad del PC de definir su táctica electoral en base a criterios propios. Lo bueno para el PC que va a aumentar mucho su caudal parlamentario. Esto es un gran capital político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Noticias

El despojo del Wallmapu en la pluma de Patricio Manns
15 octubre 2021
Constituyentes de O’Higgins: armonía y trabajo territorial
15 octubre 2021
El caprichoso trazado de Convento Viejo en su paso por Lolol
15 octubre 2021
El periodista del poder y sus 10 frases célebres en Pichilemu
15 octubre 2021
Testimonio de un preso del estallido: forzado a declararse culpable
15 octubre 2021
Los Diez Cerros Emblemáticos de O´Higgins
15 octubre 2021