PRESIDENCIALES 2021 en UNIDAD CONSTITUYENTE ¿CAMINANDO HACIA LA IRRELEVANCIA?

Las primarias “convencionales” de Unidad Constituyente tienen ya competidores en la arena. Sin embargo, esa carrera que muy probablemente ganará Yasna Provoste, servirá sólo para asegurar a las cartas parlamentarias de su sector, tarea nada fácil si se piensa que la mayor parte de esos rostros están asociados a la oligarquización de la élite política, justo lo que genera más repulsa en la ciudadanía.

Finalmente, los partidos que conforman la alianza Unidad Constituyente, en realidad la ex Concertación y algunas inserciones, han inscrito ayer su lista de candidatos para su “consulta ciudadana” que definirá su opción presidencial.

Sin mayores novedades, Yasna Provoste, Paula Narváez y Carlos Maldonado estarán en la papeleta de la consulta el 21 de agosto.

Esta primaria, que será presencial en un escenario político que cambia día a día, requiere considerar el contexto en que se desarrolla.

Ni Narváez, ni Maldonado, ni Ximena Rincón tuvieron la capacidad de entusiasmar al electorado, y la irrupción de Provoste como presidenta del Senado, en interlocución directa con el Ejecutivo y a la vez, liderando a la oposición la posicionaron como una candidata invencible en una segunda vuelta presidencial ante cualquier oponente.

 Sin embargo, la masividad de las primarias legales realizadas y quienes ganaron estas elecciones, Boric y Sichel, cambiaron totalmente el panorama, y siendo Yasna la más competitiva de su sector, ya no son tan claras sus posibilidades de acuerdo a los distintos estudios de opinión que están realizando mediciones electorales.

El sacrificio de Yasna

Todo regalo implica un sacrificio, ¿si no qué tipo de regalo sería?

Andrei Tarkovsky, El Sacrificio.

Yasna Provoste entonces debe apoyar a su coalición cumpliendo otro rol, evitar que la marea de los candidatos presidenciales más competitivos arrase con las posibilidades parlamentarias de su sector.

Tarea nada fácil, ya que las opciones son muchas pero un elemento las caracteriza: se trata de una pléyade de candidatos que simbolizan prácticas políticas cuestionables, y no nos referimos a prácticas delictivas, asunto que le corresponde declarar a Tribunales, sino a la brutal oligarquización de este grupo dirigente. Esto impedirá que su propuesta sea creíble, lo que probablemente, terminará sacrificando todo el capital político de la coalición.

Con el triunfo de Boric y Sichel además Yasna no podrá transitar por el ancho camino del medio, sino por un estrecho pasillo lleno de trampas.

Eduardo Vergara, Director Ejecutivo de Chile 21 indica en una columna de opinión la necesidad de las dirigencias políticas de la centro izquierda de anteponer el bien común y las necesidades del país, en este momento en que estamos reescribiendo el contrato social. Pero pareciera que ese mensaje no es capaz de permear al segmento dirigente, que aún sigue sin entender los mensajes de la ciudadanía y sólo lucha por salvaguardar sus intereses personales, a costa no de su sacrificio, sino del sacrificio de Yasna.

El deseo de ser aclamada, que le daba un gran impulso inicial, al ser percibida como una candidatura incontrarrestable, abortó. ¿Qué criterio primó en las cúpulas partidistas? Probablemente una mezcla de deseo de la dirigencia de mantener control interno y a la vez lograr una mejor negociación parlamentaria.

Varios problemas enfrentará esta elección, al no ser legal: no contarán con el padrón electoral actualizado, tampoco con las facilidades para la participación, ni la vigilancia y control de un ente externo. En términos políticos su talón de Aquiles es el número de votantes. Si las primarias de Apruebo Dignidad y Chile Vamos convocaron sobre los tres millones de electores, los analistas cifran las posibilidades de votación entre cien mil y doscientos cincuenta mil electores, números muy por debajo de las otras primarias. Más allá de toda explicación, eso es partir derrotados.

Otro actor de este pacto es el PRO, que ha estado intentando posicionar nuevamente a Marco Enríquez y en su defecto, si siguiera inhabilitado legalmente, a Alejandro Guiller. La verdad es que más allá de las explicaciones por no participar, queda claro que no contaban con recursos económicos para afrontar su parte del costo de esta consulta. Además de ello, ya hace tiempo que son un actor aún más irrelevante que los partidos de la ex Concertación.

La élite dirigente sigue sin entender

Sigue siendo la gran debilidad de nuestra política su falta de comprensión de la nueva sociedad, la élite dirigente hace tiempo que perdió la empatía, si es que alguna vez la tuvo; sus figuras perdieron capacidad para enfrentar los problemas actuales por la complejidad creciente que tienen y hay áreas en que simplemente no hay capacidad de decir nada. Por ejemplo, en el tema de la delincuencia y la corrupción, que vemos cómo crece, sólo ha servido para acuñar algún slogan de campaña.

Las primarias ya realizadas nos hablan de la búsqueda de nuevos actores políticos, lo nuevo contra lo viejo, un clivaje que va adquiriendo fuerza, ante la emergencia de nuevos electores que de manera creciente sienten estar en un sistema que les niega oportunidades, y una élite dirigente que hasta hoy no es capaz de modificar este escenario.

Más allá de los resultados electorales coyunturales, es interesante observar estos fenómenos sociales de mediano y largo plazo donde los único claro… es que no hay nada claro.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Noticias

El despojo del Wallmapu en la pluma de Patricio Manns
15 octubre 2021
Constituyentes de O’Higgins: armonía y trabajo territorial
15 octubre 2021
El caprichoso trazado de Convento Viejo en su paso por Lolol
15 octubre 2021
El periodista del poder y sus 10 frases célebres en Pichilemu
15 octubre 2021
Testimonio de un preso del estallido: forzado a declararse culpable
15 octubre 2021
Los Diez Cerros Emblemáticos de O´Higgins
15 octubre 2021