La cantina constitucional

El contenido de esta columna de opini贸n es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja la l铆nea editorial ni postura de El Regionalista. 馃爾 Volver a la editorial.

En los pr贸ximos d铆as se cumplir谩 un mes de funcionamiento de la Convenci贸n Constitucional. Habiendo transcurrido 1/9 del tiempo que les fue otorgado para redactar el nuevo texto constitucional (ya se han jugado los primeros 10 minutos del partido) no se ha escrito ni una sola coma.

Desde el d铆a de la instalaci贸n de la Convenci贸n, hemos podido observar una borrachera constituyente. Basta recordar como en dicha ceremonia algunos de los convencionales pifiaron el himno nacional, y otros, como si estuvieran en la feria, exig铆an a gritos y con palmotazos la suspensi贸n del acto republicano.

Luego, en una cuesti贸n totalmente ajena a sus facultades y al prop贸sito que les fue encomendado, igual que aquel que bebe m谩s de lo debido, comenzaron a emitir declaraciones. Y no cualquiera, sino para exigir determinados modos de proceder al poder legislativo. 驴Se imagina usted al presidente de la Rep煤blica haciendo una 鈥渄eclaraci贸n鈥, indic谩ndole a los jueces c贸mo deber铆an fallar? Bueno, as铆 de descabellado fue el actuar de los constituyentes.

Enseguida, y tal como muchas veces sucede con quien se encuentra bajo los efectos del alcohol, surgi贸 la apolog铆a a la violencia. Primero, validando las funas a los constituyentes de derecha (Baradit, las calific贸 como 鈥渃onvenientes鈥), y luego justificando los actos vand谩licos de quema, saqueo y destrucci贸n, llegando al extremo de promover un perdonazo de los delincuentes. En el momento en que se valida la violencia como m茅todo leg铆timo de acci贸n pol铆tica, se acaba la democracia y comienza la dictadura. Cuando la m煤sica la pone el mat贸n del curso y no la que elige la mayor铆a, la fiesta se termina. Volvemos al Chile de antes de los 90.

Adem谩s de lo anterior, la cantina constitucional ha estado empecinada durante estas semanas en que les otorguen un aumento de presupuesto para sus caprichos. Incluso la presidente de la Convenci贸n ha se帽alado que algunos constituyentes habr铆an bajado de peso por falta de condiciones, pareciendo olvidar que su remuneraci贸n es de m谩s de 7 veces un sueldo m铆nimo. Podr铆amos bautizarla como 鈥渓a dieta de los constituyentes鈥: gane 2 millones y medio, y baje dos kilos. Estoy seguro que muchos chilenos quisieran tener el privilegio de poder hacerla.

Es por todo esto que no resulta extra帽o la renuncia de constituyentes a la Lista del Pueblo, que a esta altura habr铆a que denominarlos 鈥渓os listos del pueblo鈥. Constituyentes que habiendo prometido construir la casa de todos, hasta ahora no han construido nada, y al parecer, quieren hacerlo solo para algunos. Con el poder en sus manos, r谩pidamente est谩n adquiriendo las pr谩cticas de los mismos de siempre. En estos d铆as, en la cantina aparecieron constituyentes disfrazados de pikachu y dinosaurios, y nos enteramos que el vicepresidente pidi贸 una van particular para sus traslados, un gran privilegiado.

Este es un partido que la izquierda lo juega sola, donde no tendr谩 como excusa la obstrucci贸n de la derecha, y tiene entre manos un gran desaf铆o que ella misma se lo impuso: escribir una constituci贸n mejor que la de Pinochet. 驴Ser谩n capaces?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

1 comentario en “La cantina constitucional”

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Otras Noticias

El despojo del Wallmapu en la pluma de Patricio Manns
15 octubre 2021
Constituyentes de O鈥橦iggins: armon铆a y trabajo territorial
15 octubre 2021
El caprichoso trazado de Convento Viejo en su paso por Lolol
15 octubre 2021
El periodista del poder y sus 10 frases c茅lebres en Pichilemu
15 octubre 2021
Testimonio de un preso del estallido: forzado a declararse culpable
15 octubre 2021
Los Diez Cerros Emblem谩ticos de O麓Higgins
15 octubre 2021