Los desafíos culturales del gobierno transformador

Por Flor Ilic García

Estamos viviendo un momento histórico: se instala un nuevo gobierno que promete una perspectiva de género, ecológica, de equidad y justicia, y trae en su agenda las esperanzas de la gran mayoría de las personas que habitan este largo país. Hoy tod@s estamos expectantes de cómo se darán esos pasos concretos en la transformación de un país oligárquico a un país de bienestar social. El fenómeno que está ocurriendo es parte de la transformación cultural, que implica un cambio de paradigma estructural que ya no es vertical sino horizontal, permitiendo que los actores sociales y políticos puedan conversar cara a cara sin la estructura de la dominación como eje productivo. Esto no ocurre solo en Chile, el mundo también está transitando por una conciencia cultural, social y ambiental que moviliza masas. En paralelo, la fuerza hegemónica no quiere perder su lugar de privilegio, actúa a macro escala activando guerras y, a nivel local, se aferra a los lugares de poder.

El factor cultural es la clave del desarrollo: es un hecho que aquel país que ha invertido y se ha ocupado de su cultura tiene un índice de desarrollo más alto porque afecta directamente con la calidad de vida de las personas. En tanto es fuente de trabajo, trae consigo herramientas de crecimiento personal y social: permite la articulación de sistemas complejos y dinámicos que estimulan otros valores como la identidad, la pertenencia, el respeto, la integración, la libre expresión y el sentido crítico, el fomento de la economía y el turismo, la continuidad de oficios y costumbres que son parte del acervo cultural, entre tantas otras.

Existe una necesidad basal de generar las condiciones para el desarrollo cultural en nuestro país, es por eso que este gobierno tendrá que reconsiderar la manera en la que el Estado ha intervenido en el factor clave del desarrollo: La educación y la pertinencia territorial. La crisis de abandono en la que se encuentra el sistema educacional es devastadora, va desde la pre infancia a la formación universitaria con mayor agudeza post pandemia. Invertir y no dejar caer a las escuelas de formación artísticas, fomentar el acceso y experiencia cultural en los territorios es más importante que nunca y para eso todos debemos escuchar a la ciudadanía recogiendo las verdaderas necesidades, para desde ahí construir, instalar y acoger las políticas culturales.

Para ser de verdad un gobierno transformador, es urgente sentar una base de derechos culturales que asegure, a través de políticas y leyes el acceso y financiamiento que permita potenciar las capacidades, y proteja el patrimonio tangible e intangible y fomente la circulación e interacción de comunidades, espacios y personas, para así dinamizar la economía cultural y otros desarrollos económicos y sociales desde una perspectiva de género, colaborativa, territorial, sostenible y sustentable.

Se dice que la cultura es el alma de un país, es el momento de hacerla brillar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

2 comentarios en “Los desafíos culturales del gobierno transformador”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Noticias

Mario Cepeda: El legado de un gran Inútil
18 mayo 2022
Fin del ciclo oligárquico: votaremos una Constitución moderna y democrática
18 mayo 2022
Los desafíos de los movimientos ambientalistas en las regiones de Chile
18 mayo 2022
El Estado Profundo (parte 2)
18 mayo 2022
Las dificultades en la fundación e incepción de San Fernando
17 mayo 2022
Manuel Rodriguez: otro héroe trágico en un país violento
14 mayo 2022