Editorial

¿Se pegaron en la cabeza?

A.C. Mercado-Harvey y Rolando Cárdenas

Julio llega a su fin en medio de una agitada semana en términos políticos. El gobierno de Boric parece tambalearse en medio de errores totalmente innecesarios. Al parecer, han sido ellos los que se terminaron pegando en la cabeza a sí mismos.

En El Regionalista analizamos uno de estos errores, que fue la orden dada, desde Segpres, de mandar a imprimir las copias gratuitas de la nueva Constitución a una de las seis imprentas de las que es dueña la familia Edwards, propietaria de El Mercurio. A.C. Mercado-Harvey nos recuerda la truculenta historia de esta familia y la inmoralidad del gobierno al pagarles dinero de todos los chilenos.

Edison Ortiz hace un balance de la nueva figura del gobernador regional y evalúa los aciertos y desaciertos de este nuevo cargo de elección popular. El balance es bastante dispar y nuestro gobernador regional está entre los más intrascendentes, según esta evaluación.

También, esta semana, nos enteramos que Estados Unidos está en una recesión técnica. Como dicen que cuando Estados Unidos estornuda se resfría el resto del mundo, David A. Harvey nos explica las razones para la inflación mundial que nos afecta a todos los chilenos.

En nuestro continuo compromiso con informar sobre la nueva Constitución, les presentamos dos artículos referentes a ella. Yasna Araya nos explica qué dice sobre el derecho a la vivienda en el artículo 51, desmintiendo todas aquellas noticias falsas sobre la posibilidad de que el Estado sea dueño de nuestras propiedades. En relación a los fakes, Gonzalo Martner nos comparte ocho falsedades sobre la nueva Constitución. Allí rebate, una por una, las principales mentiras que se han difundido por redes y hasta por la prensa televisiva.

Por último, les compartimos nuestro más reciente Diálogo Regionalista con Richard Andrade del FRVS, uno de los dos encargados de la campaña del Apruebo en la Sexta Región. En esta franca conversación Richard nos plantea los desafíos y la realidad en terreno, de cara al plebiscito del 4 de septiembre.

Y ya vamos acercándonos a la mitad de la campaña

Al iniciarse la campaña del plebiscito de salida, que permitirá a la ciudadanía aprobar o rechazar la propuesta de nueva Constitución, el Rechazo estaba con una cómoda ventaja de 18 puntos, de acuerdo a los sondeos de opinión; sin embargo, se ha producido un importante giro en la opinión pública, que es concordante con la toma de control de la agenda por parte del presidente Boric, a partir de las declaraciones de los caminos posteriores al 4 de septiembre.

La desorientación de la oposición, la reaparición de Kast, en parte, obligado por el rol de Evelyn Matthei y su deseo de capitalizar el posible triunfo del Rechazo. A lo anterior, debemos sumar el gran desempeño en campaña del presidente, cualidad que ha demostrado a través de toda su carrera política. Todos estos son factores que han acortado la distancia a tan sólo 8 puntos, de acuerdo al sondeo de Criteria del mes de julio.

Dada la volatilidad de la opinión pública, nada puede asegurarse, salvo que esta será una elección con resultado estrecho, y ya eso es una buena noticia para el gobierno, ya que, independientemente de si triunfa el Apruebo o el Rechazo, aunque sea por una mínima distancia, el gobierno seguirá manteniendo el control de la agenda y, por tanto, condiciendo el proceso posplebiscito.

En este escenario, el no cometer errores no forzados es clave; sin embargo, tanto el oficialismo como la oposición no han sido prolijos en esta materia. O se pegaron en la cabeza y se olvidaron. Un nuevo traspié de la ministra del Interior, Izkia Siches, al discutirse en el parlamento la continuidad del estado de excepción en la Macrozona Sur vuelve a ponerla en la palestra, sin contar que, además, tanto ella como el ministro Jackson, no han tenido la capacidad alinear a sus propias filas.

Esa debilidad, que se arrastra desde el inicio de la gestión Boric, genera un escenario bien complejo, ya que la capacidad de llegar acuerdos es esencial para un gobierno que carece de mayorías parlamentarias.

Las campañas

La campaña del Apruebo designó, como sus coordinadores nacionales, a los parlamentarios Cariola y Mirosevic y al abogado Felipe Hausser, a ello se suman alcaldesas como Claudia Pizarro e Irací Hassler, l@s que han tenido un buen desempeño.

A lo anterior, se han focalizado 71 comunas que son los espacios donde se juega la elección, con una agenda que se acopla estratégicamente a la agenda presidencial, y que pone el énfasis en las bondades de la nueva Constitución, en términos bien didácticos.

Desde el Rechazo, hay cuatro coordinadores de campaña designados por RN, UDI, Evópoli y Republicanos, con rol destacado de la alcaldesa Matthei y el alcalde Codina. Hasta el momento, está centrada en provocar el temor de la población respecto a la plurinacionalidad, los migrantes, la propiedad privada y fondos de pensiones. Su movida más original es la llamada Centroizquierda por el Rechazo; en realidad, un refrito de los amarillos con otro nombre.

Pronto, tendremos franja televisiva que será clave para la última parte de la campaña. Hasta el momento sabemos que el Apruebo recurrirá a figuras del mundo de la cultura, y existirá tiempo para organizaciones sociales, donde debemos fijarnos si estos grupos lograran superar la política de las identidades o repetirán el guión de la Convención.

Por el lado del Rechazo, se indica que el tiempo será entregado a las organizaciones ciudadanas, evitando la figuración central de sus figuras políticas. Hasta el momento no se ve tan clara dicha decisión. ¿En qué debemos fijarnos? Si los lideres de las organizaciones sociales del Rechazo son exfuncionarios del gobierno de Piñera, perderán fuertemente su credibilidad.

La segunda carta de Lagos

Lagos y su primera carta remecieron el mundo político, y hoy vuelve a escribir reforzando su idea que es necesario poner las cartas sobre la mesa y definir con claridad si hay disposición a considerar reformas, y cuáles serían.

El PPD ya había recogido el guante, y una buena parte del socialismo democrático (PPD, PS, PR, Partido Liberal) y el Frente Amplio están en disposición de avanzar en esa dirección, previo al 4 de septiembre, algo que se ha insistido puede ser el empuje final para permitir que el Apruebo logre superar el Rechazo. Todo puede pasar en este líquido escenario, y 37 días son una eternidad en política.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp