Señales de los grupos de poder

Tras las acusaciones contra el futuro ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, hay un contexto omitido por la mayor parte de la prensa y nulo interés por mostrar la versión del acusado (publicada en redes sociales desde 2020), lo que nos revela un problema de grave falta de ética periodística. Más bien, estos medios de prensa parecen megáfonos de los grupos de poder económico.

Por A.C. Mercado-Harvey y Carolina Miranda

En las últimas horas hemos visto una campana mediática contra el entrante ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela Van Treek. Nada de lo que se ha informado en la prensa es nuevo. De hecho, el video que ha circulado es antiguo. Entonces, la pregunta que cabe es: ¿por qué sacar todo esto a colación a menos de 48 horas antes de que asuma el cargo este 11 de marzo? Una primera explicación es que los grupos de poder económico en el área de la agroindustria están en contra de que un ecologista se haga cargo de una cartera tan importante como Agricultura. Recordemos que la denuncia de Valenzuela Van Treek tiene que ver con el mal uso de suelos por parte de agricultores de paltos, que el mismo ha llamado “mafia”.

En 2020, la agrupación ambientalista Bosques para Cachapoal (parte de la Asociación Regional de Ambientalistas de O’Higgins), fundada por Valenzuela Van Treek, comenzó una serie de acciones para denunciar lo que ocurría en la pendiente de un cerro en Las Cabras. En ese lugar, se talaron 40 hectáreas de bosque nativo con autorización de la Conaf, aunque ello contravenía regulaciones medioambientales. Tras estas acciones, hubo una escalada y la diputada Sepúlveda y Valenzuela Van Treek del FRVS interpusieron una querella contra la empresa Tralcán, y presentaron la situación a la Cámara de Diputados la que, a su vez, pidió investigar a Contraloría sobre la legalidad de los planes de manejo de Conaf. Luego de la investigación, Contraloría emitió un dictamen, declarando la ilegalidad de cientos de planes de manejo de corta de bosque nativo para utilización de terrenos con fines agrícolas, aprobados por Conaf en el curso de 10 años (se venía aplicando desde 2008). Los planes de manejo no cumplían con el requerimiento de reforestar, y no respetaban las pendientes. Cuando se tala sin respetar estas pendientes se producen aluviones y Valenzuela Van Treek fue a filmar esto después de que se produjo un aluvión. Transitaron por una vía abierta, sin cerco ni señalizadas como propiedad privada, aunque estaba en la propiedad de la sociedad Agrícola Tralcán. En tales circunstancias, quedaron atrapados en el fango y llegaron campesinos a ayudar con un tractor para sacar el vehículo. En medio de las maniobras, llegó una camioneta del fundo y comenzó el altercado que ha aparecido en la prensa. El motivo es que funcionarios de Agrícola Tralcán impidieron la entrada del tractor para sacar la camioneta de los ambientalistas. Esto en un contexto de una zona de escasez hídrica, como es Las Cabras. La situación ha llevado a grupos ambientalistas a denunciar y detener la tala de árbol nativo y el incumplimiento de los requisitos para planes de manejo adecuados, acciones que han sido respondidas con intimidación de los agricultores palteros a dichos grupos, incluso utilizando armas de caza con perdigones contra ambientalistas y periodistas, que han ido a reportear en distintas ocasiones.

El dictamen de Contraloría fue lapidario, ya que señala que más de 22 mil hectáreas de bosque nativo fueron taladas desde 2008 bajo este instrumento para ser reemplazadas por cultivos agrícolas destinados a la exportación, en su gran mayoría. El dictamen señala que: “resulta incompatible autorizar un plan de manejo de corta de bosque nativo para recuperar terrenos con fines agrícolas, por cuanto dicho permiso no cumpliría con el objeto de proteger, recuperar y mejorar el bosque nativo para asegurar la sustentabilidad forestal y la política ambiental”, tal como lo establece la ley 20.283. El fallo, además, señala que Conaf deberá adoptar las medidas que correspondan para cumplir con el pronunciamiento de Contraloría.

El fallo ha tenido efectos muy importantes, uno de ellos ocurrió en 2019 cuando se formó una Comisión Especial Investigadora relativa a los actos de Conaf y otros órganos del Estado con relación a distintas irregularidades en los procedimientos de aprobación de planes de manejo. Sin embargo, la misma Comisión rechazó presentar una moción para prohibir dichos planes de manejo mientras se realizaran modificaciones a la legislación forestal. Además, la propia Cámara de Diputados rechazó extender el plazo de la comisión para investigar con más profundidad cada uno de los planes de manejo entre las regiones de Coquimbo y Araucanía, como también la normativa que regula los bosques. Debido a esto, el mismo año la diputada Sepúlveda, quien encabezó la Comisión Especial, y la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo presentaron otro requerimiento a Contraloría para que se pronunciara respecto a la legalidad de dichos planes de manejo. El dictamen es de gran relevancia para los grupos medioambientalistas porque señala, también, que Conaf no hizo su trabajo durante 10 años, y porque prohíbe futuros planes de manejo y es ahí donde la industria exportadora de frutas lleva esto a la Corte Suprema, alegando que ese dictamen de Contraloría no estaba correcto. La Corte Suprema le da la razón a Contraloría y por eso esta es una guerra de grupos económicos poderosos. El entrante ministro de Agricultura, Valenzuela Van Treek plantea modelos de trabajo agrícola con ecología, con enfoque en la agricultura familiar campesina, una mirada muy diferente de la que se ha alentado hasta ahora en Chile bajo la propuesta de “potencia agroalimentaria”. Por tanto, es entendible que estos grandes grupos económicos estén asustados frente a posibles cambios y a la pérdida de apoyo que había existido hasta ahora por parte del ministerio de Agricultura.

Todo este contexto, omitido por la mayor parte de la prensa, nos revela un problema de grave falta de ética periodística, debido a un video descontextualizado sin ningún intento de dar la versión del acusado. Más bien, estos medios de prensa parecen megáfonos de los grupos de poder económico. Lo cierto es que la mayoría de los medios en Chile están en manos de importantes empresarios y, en casos como este, se convierten en medios de propaganda, relegando su rol de medios informativos. Esta es la razón principal por la que, como medio digital regional, nos pareció que debíamos dar la noticia dentro del contexto que corresponde.

Relato de un testigo

Para conocer el relato de los hechos acontecidos en Quilicura, Las Cabras, en voz de un testigo directo, Luis Carlos Castro, entonces presidente del Comité de Agua Potable Rural de Las Cabras, ir a https://youtu.be/Pw8SJMrxE6M.

Para conocer el relato de los hechos acontecidos en Quilicura, Las Cabras, en voz de un testigo directo, Luis Carlos Castro, entonces presidente del Comité de Agua Potable Rural de Las Cabras, ir a https://youtu.be/Pw8SJMrxE6M

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

1 comentario en “Señales de los grupos de poder”

  1. El periodismo siempre ha sido un arma de las élites. Por eso es imprescindible medios como ustedes, que aún cuando cuestionan al poder, no caen en el panfleto fácil. En particular, es evidente la depredación de los recursos naturales en nuestra región. Basta recorrer cualquier zona interior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Noticias

Mario Cepeda: El legado de un gran Inútil
18 mayo 2022
Fin del ciclo oligárquico: votaremos una Constitución moderna y democrática
18 mayo 2022
Los desafíos de los movimientos ambientalistas en las regiones de Chile
18 mayo 2022
El Estado Profundo (parte 2)
18 mayo 2022
Las dificultades en la fundación e incepción de San Fernando
17 mayo 2022
Manuel Rodriguez: otro héroe trágico en un país violento
14 mayo 2022